Revista a! Diseño

La revista a! Diseño mostró un vistazo del proceso creativo de nuestro director Sebastián Angeles y cómo traduce su inspiración a mobiliario y objetos tangibles. Nos sentimos agradecidos por darnos la oportunidad de compartir esta entrevista.
 
 
     
 
  
  
 

SEBASTIÁN ÁNGELES

MOBILIARIO QUE DESPIERTA EMOCIONES

“Generar espacios de contemplación y espiritualidad, ayudan a las personas a conectar con momentos que nos hacen sentir en el aquí y ahora”
por Francisco Santiago para a! Diseño
 
“Hoy en día es muy valioso generar objetos que despierten algo en el usuario, un recuerdo o emoción; algo que avive en ellos un estímulo para la reflexión o el diálogo”, expresa el diseñador mexicano Sebastián Ángeles. Actualmente, Sebastián Ángeles es director creativo de la firma mexicana Dórica y ha colaborado con importantes marcas como Pirwi y Breuer. Su filosofía de diseño es muy clara, y sus productos se caracterizan por tener una sólida base conceptual.
¿Cómo llegas al diseño de mobiliario?
Desde estudiante comenzó mi pasión por el mobiliario. Recuerdo estar muy interesado en el trabajo del artista y diseñador Harry Bertoia, y la manera en la que se desarrolló la silla Panton, de Verner Panton.
Comencé a explorar e intentar tener una propuesta que hablara de mí, experimenté mucho con el metal, y fui desarrollando mi línea de trabajo hasta llegar a diseñar mi primer silla, en esos momentos me preocupaba mucho por la forma, estaba obsesionado con la estética y no me ocupaba demasiado la comodidad, aun así fui finalista de un concurso nacional con esa pieza y creo que en algún momento me gustaría re visitar ese diseño.
¿Qué significa ser diseñador de mobiliario hoy?
Para mí ser diseñador significa tener una propuesta que tenga algo que decir. Creo que existen muchas formas y opciones en el mercado que abarcan muchas necesidades y gustos, pero hoy en día es muy valioso generar objetos que despierten algo en el usuario, un recuerdo o emoción; algo que avive en ellos un estímulo para la reflexión o el diálogo.
Me gusta diseñar desde un punto de vista más amplio, entendiendo cada parte que se traduce en diseño, componiendo los productos desde ideas sobre la vida o sentimientos, los materiales o colores, sin tener las barreras de que el resultado se pueda ejecutar como mobiliario, interiorismo o incluso arte. Aunque siempre teniendo en cuenta quién es el usuario, mi visión es muy honesta con el trasfondo conceptual, al igual que las formas y las propiedades de los materiales.
¿El diseño puede mejorar la vida de las personas?
El diseño complementa la vida de los usuarios, nos acompaña. Generar espacios de contemplación y espiritualidad, ayudan a las personas a conectar con momentos que nos hacen sentir en el aquí y ahora, desde el detalle mínimo de despertar y preparar un café, en una taza que nos gusta, observar el reflejo del sol en la superficie de nuestro hogar, o disfrutar un momento de lectura en un sillón muy cómodo, son acciones que nos hacen atesorar lo que nos rodea. El diseño está en todos lados, en cada parte u objeto, y si sabemos apreciar cuando el diseño nos regala estos momentos, puede mejorar nuestra vida.
¿Cuál ha sido tu reto más grande como diseñador?
Los mayores retos a los que me enfrento es a llevar una dualidad entre la vida creativa y las necesidades de una empresa. Creo que parte importante de mi trabajo es enfocarme en que mi marca funcione y sea un negocio rentable, es muy retador abarcar esta parte teniendo en cuenta que mi fuerte es la parte creativa de los objetos, pero tener una visión completa de un producto también ayuda a ejecutar objetos que valga la pena crear y que ocupen un lugar en el planeta, para mi es de suma importancia tener en cuenta los temas de costos, mercado objetivo y sustentabilidad; todo esto para que el resultado sean muebles que logren durar muchos años, sean rentables y además tengan un gran diseño.
¿En qué te inspiras en tu diseño?
Me gusta crear una conversación a través de los objetos que diseño. Mi inspiración viene de lo que acontece en el día a día, lo que me preocupa o me atrae, la inspiración llega de la vida misma, de un viaje, del tiempo en el que vivimos, de la incertidumbre. Me gusta homenajear lo cotidiano o reflexionar sobre la complejidad de lo que vivimos o sentimos.
¿Cómo determinas la materialidad de tus diseños?
Cada proyecto es diferente, pero sí se trata de un diseño libre, generalmente diseño sin pensar en la materialidad. Mi proceso comienza concibiendo una idea, algo que me inspira, después aterrizo las formas; dentro de mi estilo de diseño se encuentran algunos gestos que pueden ser resueltos en diferentes materiales, conforme el diseño va avanzando empiezo a analizar las opciones que pueden resolver de mejor manera las formas que quiero realizar. Cuando el diseño es por consigna, existe la limitante de las propiedades del material seleccionado y las formas que se pueden aterrizar con este deben ser considerados desde un inicio para el desarrollo. Lo que es muy importante para mí es que al aterrizar la materialidad en los objetos, que esta forme parte del diseño, lo abrace y logre que sus texturas o propie - dades den identidad al producto, así mismo como lo hacen las formas o siluetas, creo que el material es parte muy importante de los objetos.
¿De dónde surgen los conceptos detrás de tus colecciones?
Cuando me encuentro con una idea que representa el momento que estoy viviendo, o las inquietudes con las que mis pensamientos se enfrentan, comienzo a gestar representaciones de lo que quiero decir, ejemplos que hacen que un sentimiento o idea sea tangible o entendible de alguna manera. El concepto viene en la representación de lo que generalmente no es palpable, pero que puede verse reflejado en algo cotidiano, por ejemplo, el tiempo no puede verse, pero puede ser referenciado al envejecimiento de algo tangible, como un objeto o un ser vivo, estos ejemplos ayudan a representar algo que es difícil imaginar de forma literal.
La pandemia que vivimos actualmente, ¿cambia la relación del usuario con el mobiliario?, ¿cómo ha repercutido esta situación en tu trabajo?
La pandemia nos ha hecho atesorar mucho más nuestros espacios. Creo que la gente habita mucho más sus hogares. Antes era fácil no tener un lugar equipa - do de lo que nos gusta ya que no pasábamos mucho tiempo en nuestras residencias, pero la pandemia nos ha hecho encontrar la relación que nuestro sentir tiene con los espacios y objetos, queremos vivir en lugares cómodos o con el estilo que nos hace felices ya que pasamos más tiempo en casa.
Ahora vivimos los espacios, y nuestro hogar se ha vuelto desde nuestra oficina, hasta (en algunos casos) nuestro gimnasio. Los usuarios buscamos tener un refugio, un lugar donde podemos desarrollarnos y sobre pasar las adversidades de nuestro tiempo.
¿Qué sigue en el corto plazo en tu carrera, cuáles son tus nuevos retos?
Quiero seguir creando. Ahora me siento inspirado para desarrollar una nueva colección para mi marca Dórica, además me haría muy feliz colaborar con alguna marca internacional, y quisiera experimentar el diseño en otros productos. Crear cosas nuevas y desarrollar nuevos proyectos pero sobre todo seguir expresando mi pensamiento a través de los objetos. !

CASO DE ESTUDIO COLECCIÓN FOLDS UNA REFLEXIÓN SOBRE EL TIEMPO

La disertación en torno a distintas maneras de concebir el tiempo ha inspirado Folds, la más reciente colección de Sebastián Ángeles, una serie de tres esculturas utilitarias, que crean un diálogo entre el espacio y el usuario. Folds enfatiza cada fragmento y detalle de los materiales para destacar su belleza, como el veteado de la piedra, a la vez que refrendan los fundamentos estéticos y sensoriales sobre los cuales el diseñador plantea cada una de las piezas de mobiliario. Presenta elementos funcionales, que conjugan la solidez de la piedra y lo etéreo de la luz. La propuesta emite un argumento que evoca los conceptos griegos para denominar el tiempo: Cronos, Airón y Kairós, en tres elementos trabajados a partir de formas depuradas de un minimalismo profuso.
El concepto del inicio y el fin se traslada al trazo de la banca Cronos, enfatizado en un diseño de líneas rectas y simples. Sostenida por doce patas, la pieza expresa un esquema de orden, perfección y simetría. En las luminarias de piso se ensayan las nociones de Aión y Kairós con la finalidad de expresar el tiempo de Dios, que se vive, aunque no es tangible. En la colección Folds, Sebastián Ángeles colabora con el maestro Nicanor Chávez y arte - sanos de Mármoles Covarrubias, familia originaria de Jalisco con más de tres generaciones dedicadas al trabajo con la piedra.
 
https://a.com.mx/